11 Comiendo por Europa

viernes, 12 de febrero de 2010

CUENTO MANUEL MUÑOZ

MI AMIGA ES ANORÉXICA

Raquel es la típica amiga que te ayudaría en lo que sea, sin ningún compromiso, esa persona que lleva contigo desde los 5 años, esa buena amiga que uno siempre quiere tener, es una chica de 17 años, morena, guapa, buen cuerpo, buena persona…Un día estábamos en mi casa escuchando la radio aburridos y salió un anuncio de una convocatoria de pasarelas de mi ciudad. Ella sin pensarlo dos veces me dijo que quería presentarse, entonces yo le dije que debería. El día fechado fuimos Raquel, la madre y yo y los jueces sin pensarlo la aceptaron y para su suerte le enviaron una beca para una conocida escuela de modelaje, estaba muy feliz y corriendo se echó a mis brazos y me dio las gracias que todavía no se a qué se debía. Al medio año de estar en la academia, le iban todas las cosas bien, que si buenos amigos, buenas notas, buena relación con los padres… hasta que al año le exigieron en la academia que bajara de peso, ella se extrañaba porque se veía flaca pero vamos, si es por la carrera. Ella se sentía confundida, porque por un lado era mi “deber” hacer lo que sus profesores le decían, pero por el otro lado ella sabía que no estaba bien porque realmente estaba delgada y todos se lo decían …Empezó con su dieta y aparte tenía que hacer 3 horas de ejercicio diario, yo le decía que era una exageración pero ella decía que sus maestros le veían muy gorda y sus compañeros se lo decían también. Estaba deprimida porque su sueño se le escapaba de sus manos y ahí ella empezó a creer que estaba gorda…pero realmente yo la veía y estaba hecha un palillo de dientes. Todo eso le produjo un trastorno de la alimentación, ya no comía nada y cuando no la veía nadie comía algo pero después se arrepentía y se metía los dedos en la boca para vomitarlo. Realmente, la niña bonita y guapa que yo conocía, no era ella, tras tanta presión de sus profesores, ella decidió tomar pastillas para bajar peso…las consecuencias de esas pastillas y de la mala alimentación le vino un día que estaba ensayando delante de sus profesores y cayó al suelo en redondo. Estuvo 2 días en coma y los médicos le dijeron que como siguiera de esa manera ya no lo podría contar, los padres de Raquel decidieron quitarla de esa academia y demandarla…pero de nada sirvió, todavía sigue funcionando. Ahora Raquel, poco a poco y con muchas ganas hace ejercicio pero come sanamente y está muy feliz junto a sus padres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal